金刀比羅宮参り/ El santuario Kotohira-Gu

 今年の冬も日本へ帰ってきました。さすがに1年ぶりだと食べたいリストも長くなり、刺身、大福、たこ焼き、ラーメン、うなぎ、と言い始めたら止まりません。そしてスペインお土産に頼まれているリストもこれまた長く、日清焼きそばUFOやら日本人歌手のCDやら、スペイン人のほうが私以上に日本を知っている気さえします。
 Este año también he vuelto a Japón a pasar las fiestas de la Navidad con mi familia. Como llevaba un año sin pisar mi tierra tenía una larga lista de comida para probar, por ejemplo, el Sashimi, el Takoyaki (las bolas con pulpo), el Ramen (los fideos chinos), etc.
 例年通り、今年も家族旅行に行ってきました。今回旅行した場所は四国地方。1日目、名古屋から出発し目指すは香川県。途中SAで念願の讃岐うどんを堪能し、金刀比羅宮へ。ここは古くから「さぬきのこんぴらさん」と親しまれている農業・殖産・医薬・海上の神様です。そして参道から長く続く石段は参拝者に対する試練とも言えそう。本宮まで到達するのに何と785段もの石段を上らなければならず、最初ゆるやかな石段が少しずつ急になっていき、本宮に着く段階では普段運動をしている人でも息が切れるほど。この日は雨が降っていたため、さらに難易度がアップ。そしてついに両親は477段目辺りの社務所門前でギブアップ。ということで『こんぴら狗』のように私が家族代表で参拝してきました。
 Todos los años hago un viaje con mis padres y este año hemos elegido la región de Shikoku, que está al sur de Japón. Desde mi casa tardó más de 6 horas para llegar al primer destino, el santuario Kotohira-gu. Es uno de los santuarios Shinto más famosos e importantes en Japón y deidado del mar. Para llegar al santuario principal se tienen que subir 785 escalones de piedra y por supuesto, nosotros también intentamos a llegar al final. Al principio nos pareció divertido ya que había muchas tiendas de souvenirs alrededor y los escalones no eran empinados. Pero a partir del número 477 mis padres ya se pararon y tenía que seguir yo sola. 

El santuario principal, era impresionante. 本宮
この『こんぴら狗』について。江戸時代、庶民は旅行を禁止されていたのですが、神仏の参拝は許されていました。そして讃岐の金毘羅大権現(金刀比羅宮)への参拝は庶民にとって一生に一度の夢。ただ江戸を中心とした東日本からの参拝の旅は大変なことだったので、当人に代わり旅慣れた人が代理で行く「代参」をしていました。ただ、「代参」をしたのは人だけでなく、なんと“犬”も飼い主の代わりに代参していたそうです。「こんぴら参り」と記した袋を首にかけ、旅人から旅人へと連れられ、道中人々に世話され、目的地にたどり着きました。袋には、飼い主を記した木札、初穂料、道中の食費などが入っていたと言われています。この立派に務めを果たした犬は『こんぴら狗』と呼ばれました。
En el santuario hay una estatua de un perro, llamado "Konpira-Inu (Konpira es el nombre del santuario y Inu significa Perro)". En la época de Edo las personas normales no podían viajar por la ley excepto visitar los santuarios. Para muchos japoneses visitar el santuario Kotohira-gu era un sueño pero era un viaje muy difícil de realizar. Entonces, había viajeros que visitaban el santuario en lugar de las personas en cuestión cobrándoles dinero. Pero no solo lo visitaban los viajeros sino que los perros también lo visitaban para cumplir el sueño de su dueño. Los perros colgaban una bolsa del cuello, en la que llevaban el dinero para su comida y para rezar y también una tabla de madera en la que estaba escrito el nombre del dueño. Por supuesto, como los perros no sabían como llegar hasta el santuario los viajeros les ayudaban guiándolos hasta el destino. Que listos son los perros!!

Esta entrada fue publicada en ,,,,,. Bookmark the permalink.

Deja un Comentario